Blogia
Análisis

Sube el petróleo

Diario Financiero 24 - 05 - 2004

Los altos precios del crudo de petróleo en Nueva York y Londres, han planteado un interesante debate sobre cuál es el techo al que podría llegar este energético. Una consultora en Washington se aventuró en señalar que consideraba proyectar un barril entre US$ 45 y US$ 50, en el segundo semestre del año.
Llamó la atención ese umbral tan alto, en caso de darse el escenario. Sin embargo, es muy atingente a lo menos, tratar de explicar los fundamentos que a la luz del estudio se daría ese cuadro: primero, una mayor demanda, segundo, mayor incertidumbre mundial por el terrorismo internacional, tercero, volatilidad en varios países petroleros –léase Venezuela, Nigeria-; cuarto, la convulsión en el Medio Oriente; quinto, la situación interna del mayor productor de petróleo Arabia Saudita; sexto, el aumento en las tipos de interés en los Estados Unidos, séptimo la degradación en Irak y como octavo elemento, el “enfriamiento” de la economía china.
La situación interna en Nigeria –que pocas veces se menciona-, y la suerte que pueda correr el referéndum en Venezuela, es tomada con cierto grado de escepticismo por parte de los analistas, sobre todo, en que giro tomará el país, y su relación con la oposición. El Medio Oriente, cada día es un giro distinto en una espiral que no tiene esperanza en que se detenga, y más bien por el contrario, nos arroja luces que ira degradándose. Esto lo pudimos apreciar en terreno. No hay confianza en los actores políticos. El rol de mediador de los Estados Unidos, en la Hoja de Ruta, se perdió porque no ha sido ecuánime en el trato de una de las partes. Y aprecian más bien a Washington muy incorporada a favor de un lado, pese a la carta que el sábado mientras estábamos en Amman, la capital de Jordania y se llevaba a cabo la reunión del Foro Económico Mundial, instancia que fue aprovechada por el Secretario de Estado Colin Powell para entregarle una carta personal de George W. Bush al Primer Ministro Palestino, con las “seguridades” que Bush sigue conservando su visión de contar con dos Estados. En el discurso bien, pero no se traduce nada a la realidad, según los propios involucrados.
En tanto, a “gritos” se está interpretando las palabras de Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, en el sentido que ya la política monetaria requiere un giro y que las tasas de interés se pueden mover al alza, más antes de lo presupuestado. El mercado interpreta que antes de las elecciones, debe llevarse a cabo este aumento. La medida tendrá como efecto, una contracción económica y una fuerte alza del dólar. El punto de un debate que no sale a la superficie, tiene relación con la estrategia que está llevando el equipo económico de Bush, donde cualquier medida, en esta materia, es vista solo desde la óptica del impacto que cauce en la campaña presidencial, y su efecto en la reelección del actual mandatario.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres