Blogia
Análisis

Ucrania: entre Rusia y Occidente

04 - 12 - 2004

Ucrania busca una salida política a la crisis provocada por el desconocimiento que ha hecho Víctor Yushchenko, de los resultados en la segunda vuelta electoral, que perdió por dos puntos, cuando en la primera había ganado por décimas, a su adversario, Víctor Yanucovich. De no manejarse adecuadamente esta crisis podría desembocar en una violenta reacción popular, ya que los dos bandos se han tomado las calles, como parte de una batalla, que tiene trasfondo, también la relación de Ucrania, con la Federación de Rusia y la atenta mirada que hace Occidente de este desenlace.
Ucrania estuvo gobernada por Moscú durante más de 300 años, desde que ambas naciones se unieron mediante un tratado en 1654. Se convirtió en república soviética el 30 de diciembre de 1922. De 1941 a 1944 estuvo ocupada por la Alemania nazi y, una vez liberada por el Ejército Rojo, volvió a la órbita de la URSS.
Tras la intentona golpista del 19 de agosto de 1991 contra el presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, Ucrania se proclamó independiente el día 24, decisión que fue ratificada en referéndum realizado el 1 de diciembre de 1991 por el 93% de los ucranianos.
Ucrania, el segundo país más grande de Europa. Ubicado entre la Federación Rusa y Europa, procura mantener buenas relaciones con ambas partes. Una importante minoría de su población es rusa y utiliza el ruso como lengua madre en vez del ucraniano. A diferencia de otros países de la ex URSS, Ucrania no ha sido escenario de conflictos étnicos.
El primer mandatario del país fue el antiguo líder del partido comunista, Leonid Kravchuk, que presidió un período de crisis económica e inflación. En 1994, Leonid Kuchma ganó las elecciones y abogó por estrechar los lazos con Rusia.
Las fuentes básicas de la riqueza nacional proceden de los sectores agropecuario, minero, aeronáutico, de construcción de maquinaria, industria siderúrgica y de material y equipamiento militar.
Ucrania: claves de un conflicto
País de clanes: Ucrania no estaba preparada cuando inesperadamente logró la independencia, después del colapso de la Unión soviética. Durante años había sido una colonia de Moscú, lo que ocasionó que los burócratas comunistas regionales empezaran a esculpir el país. No pasó mucho tiempo antes de que se crearan clanes regionales y empezaran a mover sus influencias políticas.
El mismo Leonid Kuchma, presidente saliente, proviene de un clan militar-industrial de la ciudad Dnipropetrivsk, en el centro del país. Kuchma nunca mostró intenciones de reducir la influencia de los clanes, pero los ha enfrentado para impedir que desafiaran su autoridad. La lucha entre clanes ha hecho que Ucrania se convierta en uno de los países con los índices más altos de corrupción a nivel mundial.
En esta elección presidencial se han puesto en evidencia las diferentes posturas de los clanes. El candidato oficialista y actual primer ministro, Víctor Yanukóvych, es visto como una opción segura entre los clanes, ya que viene del mismo ambiente. Mientras que el líder de la oposición y pro occidental, Víctor Yúschenko, no tiene poder alguno sobre los clanes y se ha comprometido a terminar con su influencia política.
Un puente entre la Unión Europea y Rusia: Las reacciones en Rusia y la Unión Europea sobre las elecciones de Ucrania son una muestra de la importancia estratégica de este país en la región, como un puente entre Moscú y el occidente. Ucrania es un cruce de caminos y el futuro de las relaciones con el bloque y Rusia, dependerá del resultado de las elecciones presidenciales. Por su parte, cuando se trata de elecciones en la región, el presidente ruso Vladimir Putin está acostumbrado a asegurar la victoria del candidato que quiere. Durante la campaña presidencial, Putin ayudó a Yanukóvych con recursos y apoyo mediático, así como con apariciones junto él. El mandatario ruso se sintió tan seguro de la victoria de Yanukovych que lo llamó para felicitarlo antes de que se anunciaran los resultados oficiales.
Si Yanukóvych es proclamado presidente de Ucrania, el mandatario ruso podría enfrentarse a una ruptura con Europa y Estados Unidos. Después de todo, los gobiernos de los países occidentales han denunciado irregularidades en el proceso electoral ucraniano y han asomado la posibilidad de implementar sanciones. Pero si es Yúschenko quien termina en el poder, se puede considerar que será un fracaso claro para Vladimir Putin, quien no habría podido lograr el resultado que quería. En Ucrania, en tanto las posturas se están radicalizando. Aún hay margen de maniobra. ¿Podrán los actores políticos, evitar una acción violenta, una intervención de las Fuerzas Armadas?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres