Blogia
Análisis

La Cumbre de la Esperanza

Meganoticias 08 - 02 - 2005

Hoy se realizó la Primera Cumbre entre el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, y el Primer Ministro de Israel. El sitio fue la ciudad egipcia de Sharm el Sheik.
Hoy debe quedar marcado como el día en que se puso fin a la segunda Intifada. Hoy debemos tener presente la voluntad política y la determinación de los líderes de Palestina e Israel, para dar un paso en procura de la paz. Hoy, es un día de esperanza, para una región azotada por la violencia. Hoy, decidieron Ariel Sharon y Mahmoud Abbas - Abú Mazen-, acordar un alto al fuego. Hoy, el mundo debe blindar este trascendental acontecimiento, para evitar que los fanáticos de cada lado intenten descarrilarlo.
Esta fue la Cumbre de la Esperanza, marcada por dos hechos, la primera vez en que se reúnen oficial y formalmente, Mahmoud Abbas y Ariel Sharon, y segundo, haber acordado un camino a un proceso de negociaciones, entre palestinos e israelíes, que debe concluir con un Estado palestino, coexistiendo con el Estado de Israel, y una zona donde impere la paz y la seguridad para sus habitantes.
Con entusiasmo se observa esta nueva etapa, tras cuatro años de haberse desatado, la segunda Intifada, o protesta palestina, luego que Ariel Sharon, pisara la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, desencadenando con este acto, la reacción Palestina, que puso término al gobierno de Ehud Barak, generó una fuerte ola de violencia, se creó un circulo vicioso de acción y reacción, golpe, y contragolpe de las partes.
Mahmoud Abbas y Ariel Sharon, sellaron la Cumbre con una potente declaración política y un contundente mensaje lleno de confianza en el cese de todos los actos de violencia contra israelíes y palestinos, en cualquier lugar que estén. El Presidente Palestino, fue categórico y declaró formalmente la finalización de la violencia contra Israel. La respuesta de Sharon, fue en la misma dirección: su gobierno detendrá todas las operaciones militares, en todos los lugares. El acuerdo del cese al fuego, es la señal más clara que la dinámica que ha tomado el proceso de paz en el Medio Oriente. Y es aquí, donde la llamada Hoja de Ruta, se vuelva en el mecanismo que agilice las negociaciones, que faciliten los acuerdos, para crear la clave de toda trato: confianza, y con ella ir a trabajar con disposición, realidad y compromiso en cada uno de los aspectos que reclaman las dos partes.
Por lo pronto se han creado tres comités bipartitos que abordarán las materias más delicadas, liberación de prisioneros palestinos, la retirada del ejército Israelí de Cisjordania, entre otros. Lo esencial, es, que se ha demostrado que la paz no es un sueño ni una ilusión. Se puede alcanzar, con determinación y sabiendo que prontamente van a aparecer los grupos radicales de ambas partes, que se oponen a toda iniciativa de paz. Con comprensión, tolerancia, entre Abbas y Sharon, se impondrán sobre los fundamentalistas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres