Blogia
Análisis

Canal de Panamá: en la mira de al Qaeda

Diario Financiero 05 - 07 - 2004

El secretario de Seguridad de Honduras, Oscar Alvarez, confirmó la presencia de un supuesto terrorista internacional de Arabia Saudita, ligado a la red terrorista al Qaeda, con la misión de atacar el Canal de Panamá.
La pregunta que nos surge es: ¿qué busca la red de Osama Bin Laden con la planificación de un atentado de esta naturaleza? Mostrar el poderío de sus redes y elegir el tipo de objetivo. Afectar el Canal de Panamá es asestar un devastador golpe al comercio mundial. Tiene como premisa principal cortar la vía de navegación, por la que diariamente se mueven millones de toneladas en productos de exportación e importación.
Definir un objetivo preciso como el Canal de Panamá refleja la intención de dañar, trastocar y afectar el motor de la economía mundial que es el comercio. Es la única vía marítima que une a los océanos Atlántico y Pacífico, constituyendo un puente permanente entre distintos mercados. En la actualidad, la actividad comercial alcanza un promedio de 15 mil buques al año, estadística que está en crecimiento dada la recuperación de EE.UU., el desarrollo industrial mundial y el nuevo despegue económico de los países latinoamericanos. Este canal representa, para los países, sus economías y para las empresas marítimas un gran ahorro en el número de millas náuticas y un abaratamiento en el costo de transporte de productos importados y exportados. El Canal goza de un flujo constante de barcos, con múltiples motivos desde económicos hasta turísticos, los cuales de una u otra forma aumenta la economía global.
Mundialmente conocido por su posición geográfica y ser un importante eslabón en la cadena de transporte mundial y comercial; el Canal cuenta con tres juegos de esclusas, un sistema de tres lagos artificiales, tiene la zanja artificial más grande del mundo y se extiende por 81.3 Kms. entre las aguas profundas del Océano Pacífico y del Mar Caribe. Meses atrás en una exposición en Icare, y luego en conferencias, el abogado y empresario Ricardo Claro nos había advertido del hecho que el Canal de Panamá, figura en la lista de objetivos de Al Qaeda. Y agregó, el preocupante dato que la esta red había comprado 14 barcos, cuyo paradero es una incógnita. Nos encendió las luces amarillas, sobre un símbolo de nuestros tiempos, como lo es esta genial obra de ingeniería.
La ecuación resulta simple y aterradora: con barcos, con el objetivo, se puede suponer que los planificadores del terror, pueden estar pensando en hacer detonar al interior de una embarcación una potente carga letal para cortar esta vía. O bien, por algún otro método, intentar cumplir con sus pavorosos planes, como a modo de ejemplo, una de las tres las esclusas con que cuenta. Sin la existencia del Canal de Panamá gran parte del comercio de América Latina dejaría de existir o tendría que utilizar alternativas más largas a costos más altos, como sería el Estrecho de Magallanes. Por estas razones, Al Qaeda lo ha definido como un objetivo en sus planes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres