Blogia
Análisis

China: "enfría su economía"

Diario Financiero 19 - 07 - 2004

Las medidas adoptadas por las autoridades del gigante asiático de evitar el “calentamiento” de la economía, están dando resultados, sorprendiendo a muchos analistas que estimaron que este enfriamiento fuera de la mano de sobresaltos. Pero está ocurriendo el mejor escenario, una baja gradual del crecimiento del PIB para evitar traumatismos mayores.
El PIB de China llegó a 5,887,300 millones de yuanes (US$ 710,700 millones) en los primeros seis meses de 2004, cifra que supone un aumento del 9,7% respecto al mismo periodo del año pasado. La Oficina Nacional de Estadísticas reportó que la producción industrial de China aumentó 16,2% en junio, siendo un crecimiento inferior al del primer semestre del año, indudablemente una noticia positiva para una economía con graves signos de recalentamiento.
La producción total alcanzó los US$ 55 mil millones en junio y como el incremento no alcanzó las altas cifras de mayo de 17,5% o en los seis primeros meses de 2004, fue bien acogido por los responsables económicos del gigante asiático. Las medidas de control macroeconómico tomadas por el gobierno comienzan a dar sus frutos, luego que las autoridades se impusieran la tarea de moderar el fuerte crecimiento en el cuarto trimestre y el primero del 10% hasta niveles más sostenibles, proyectando “bajar” hasta un 7%.
Las medidas adoptadas en aquel entonces, básicamente se orientaron a una política de restricción de créditos para aquellas industrias más sometidas a tensión, y fue el inicio de otras decisiones que forzosamente tenían que basarse en la aplicación de una política monetaria más restrictiva. Esto es, detener el ritmo de la inversión en activos fijos y restringir los créditos, junto con ordenar el bloqueo de nuevas inversiones en sectores clave para la economía nacional, como las fábricas de cemento o la siderurgia.
El conjunto de medidas y la orientación que se dio está funcionando en el propósito perseguido: evitar un recalentamiento económico y una fuerte turbulencia producto de ello. Este paquete de medidas, es monitoreado permanentemente por los inversionistas, para saber el grado de eficiencia en la aplicación de las mismas. Y todas las cifras, que arroja China, son celebradas especialmente en las Bolsas de Asia. Cuando se dio a conocer la cifra de que la economía china creció 9,6% en el segundo trimestre de 2004, los inversionistas respiraron tranquilos porque entienden que el temor de una subida en las tasas de interés se aleja un poco del horizonte de las posibilidades.
Existe un fino manejo del equipo económico, que sorprendió a muchos analistas en el mundo. Y además despejaron las dudas si era posible alcanzar un descenso suave y lento. Lo que para Chile es una espléndida noticia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres