Blogia
Análisis

¿Por qué ocurrió el 11 de septiembre en EE.UU.?

Diario Financiero 26 - 07 - 2004

La Comisión encargada de la investigación sobre el origen de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, en los que 19 terroristas estrellaron tras secuestrarlos cuatro aviones contra las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono y una zona rural en el estado de Pennsylvania, entregó sus conclusiones al presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, tras 20 meses de trabajo.
El énfasis está puesto en los errores generalizados del Gobierno y en que los distintos servicios secretos no entendieron la gravedad de la amenaza terrorista, dejando de manifiesto que por los celos entre ellos, faltó una oportuna coordinación, que hubiese posibilitado dos cosas: Primero comprender que los desafíos que estaban viviendo en Estados Unidos, no era un escenario de guerra estado contra estado. Y segundo, no apreciar, ni valorar y mucho menos considerar las amenazas emergentes, que fueron desplazadas de sus observaciones, sin realizar un oportuno seguimiento. Los servicios de seguridad creían que aún estaban bajo un esquema de guerra fría. Desde esa lógica siguieron actuando, sin sopesar que el terrorismo, el narcotráfico, la corrupción y las plagas –enfermedades-, habían desplazado la posibilidad de un conflicto de alta capacidad de fuego.
En particular, no fueron lo suficientemente capaces de imaginar que el concepto de la “Autodestrucción Mutua Asegurada”, o el llamado “equilibrio del terror”, que dominó por más de 50 años, había llegado a su fin. La Comisión llega a plantear un punto fuerte, el de que fueron desaprovechadas hasta diez oportunidades de haber dificultado, demorado o incluso evitado los ataques terroristas del 11/9/2001.
En todo caso, los redactores parlamentarios se esmeraron en subrayar que no se trató de negligencias imperdonables, sino de faltas de coordinación, mala o nula comunicación entre los servicios, exceso de rutina o de confianza. Propone nada menos que alterar a fondo la estructura y jerarquía de lo que se conoce como comunidad de inteligencia. También recomienda crear el cargo de director de Inteligencia, que coordinaría todos los servicios de espionaje. Su nominación debería recibir la confirmación del Senado y despachar directamente con el presidente.
La principal recomendación de la comisión para que eventos como estos no se vuelvan a repetir, es la creación de un centro nacional antiterrorista que “unifique el espionaje estratégico y la planificación operativa contra los terroristas islámicos, tanto en el ámbito exterior como en el nacional”. Además pide un cambio de rumbo en las relaciones internacionales de los Estados Unidos y ocuparse de mejorar las relaciones con el mundo islámico. En definitiva, el informe pone las cartas sobre la mesa donde los líderes de Estados Unidos deberán mover sus piezas para devolver la seguridad perdida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres